lunes, 27 de febrero de 2017

Salmo 41


Salmos 41


Bienaventurado el que piensa en el pobre;
    En el día malo lo librará Jehová.

Jehová lo guardará, y le dará vida;
Será bienaventurado en la tierra,
Y no lo entregarás a la voluntad de sus enemigos.

Jehová lo sustentará sobre el lecho del dolor;
Mullirás toda su cama en su enfermedad.

Yo dije: Jehová, ten misericordia de mí;
Sana mi alma, porque contra ti he pecado.

Mis enemigos dicen mal de mí, preguntando:
¿Cuándo morirá, y perecerá su nombre?

Y si vienen a verme, hablan mentira;
Su corazón recoge para sí iniquidad,
Y al salir fuera la divulgan.

Reunidos murmuran contra mí todos los que me aborrecen;
Contra mí piensan mal, diciendo de mí:

Cosa pestilencial se ha apoderado de él;
Y el que cayó en cama no volverá a levantarse.

Aun el hombre de mi paz, en quien yo confiaba, el que de mi pan comía,
Alzó contra mí el calcañar.

Mas tú, Jehová, ten misericordia de mí, y hazme levantar,
Y les daré el pago.

En esto conoceré que te he agradado,
Que mi enemigo no se huelgue de mí.

En cuanto a mí, en mi integridad me has sustentado,
Y me has hecho estar delante de ti para siempre.

Bendito sea Jehová, el Dios de Israel,
Por los siglos de los siglos.
Amén y Amén. 


Nadie tiene tu version...



Nadie mas tiene tu version. Jamás chocaras contigo mismo caminando por la acera. Jamás encontraras a nadie que tenga tu mezcla exacta de linaje, gustos y anhelos. Tu vida no sera nunca vivida por otra persona. No eres una chaqueta que pueden ser usar cuando quieran... Recuerdalo!!!

Salmo 139:13

 Dios mío, tú fuiste quien me formó en el vientre de mi madre. Tú fuiste quien formó cada parte de mi cuerpo.

1 Pedro 3:3-4 
No se interesen tanto por la belleza externa: los peinados extravagantes, las joyas costosas o la ropa elegante. En cambio, vístanse con la belleza interior, la que no se desvanece, la belleza de un espíritu tierno y sereno, que es tan precioso a los ojos de Dios.
1 Corintios 6: 19-20
¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?  Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.

martes, 21 de febrero de 2017

Salmo 40


Salmos 40


Pacientemente esperé a Jehová,

    Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor.

Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso;

Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos.

Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.

Verán esto muchos, y temerán,
Y confiarán en Jehová.

Bienaventurado el hombre que puso en Jehová su confianza,

Y no mira a los soberbios, ni a los que se desvían tras la mentira.

Has aumentado, oh Jehová Dios mío, tus maravillas;

Y tus pensamientos para con nosotros,
No es posible contarlos ante ti.
Si yo anunciare y hablare de ellos,
No pueden ser enumerados.

Sacrificio y ofrenda no te agrada;

Has abierto mis oídos;
Holocausto y expiación no has demandado.

Entonces dije: He aquí, vengo;

En el rollo del libro está escrito de mí;

El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado,

Y tu ley está en medio de mi corazón.

He anunciado justicia en grande congregación;

He aquí, no refrené mis labios,
Jehová, tú lo sabes.

No encubrí tu justicia dentro de mi corazón;

He publicado tu fidelidad y tu salvación;
No oculté tu misericordia y tu verdad en grande asamblea.

Jehová, no retengas de mí tus misericordias;

Tu misericordia y tu verdad me guarden siempre.

Porque me han rodeado males sin número;

Me han alcanzado mis maldades, y no puedo levantar la vista.
Se han aumentado más que los cabellos de mi cabeza, y mi corazón me falla.

Quieras, oh Jehová, librarme;

Jehová, apresúrate a socorrerme.

Sean avergonzados y confundidos a una

Los que buscan mi vida para destruirla.
Vuelvan atrás y averg:uéncense
Los que mi mal desean;

Sean asolados en pago de su afrenta

Los que me dicen: !!Ea, ea!

Gócense y alégrense en ti todos los que te buscan,

Y digan siempre los que aman tu salvación:
Jehová sea enaltecido.

Aunque afligido yo y necesitado,

Jehová pensará en mí.
Mi ayuda y mi libertador eres tú;
Dios mío, no te tardes.


jueves, 16 de febrero de 2017

Salmo 39


Salmos 39


Yo dije: Atenderé a mis caminos,

    Para no pecar con mi lengua;
    Guardaré mi boca con freno,
    En tanto que el impío esté delante de mí.

Enmudecí con silencio, me callé aun respecto de lo bueno;

Y se agravó mi dolor.

Se enardeció mi corazón dentro de mí;

En mi meditación se encendió fuego,
Y así proferí con mi lengua:

Hazme saber, Jehová, mi fin,

Y cuánta sea la medida de mis días;
Sepa yo cuán frágil soy.

He aquí, diste a mis días término corto,

Y mi edad es como nada delante de ti;
Ciertamente es completa vanidad todo hombre que vive. Selah

Ciertamente como una sombra es el hombre;

Ciertamente en vano se afana;
Amontona riquezas, y no sabe quién las recogerá.

Y ahora, Señor, ¿qué esperaré?

Mi esperanza está en ti.

Líbrame de todas mis transgresiones;

No me pongas por escarnio del insensato.

Enmudecí, no abrí mi boca,

Porque tú lo hiciste.

Quita de sobre mí tu plaga;

Estoy consumido bajo los golpes de tu mano.

Con castigos por el pecado corriges al hombre,

Y deshaces como polilla lo más estimado de él;
Ciertamente vanidad es todo hombre. Selah

Oye mi oración, oh Jehová, y escucha mi clamor.

No calles ante mis lágrimas;
Porque forastero soy para ti,
Y advenedizo, como todos mis padres.

Déjame, y tomaré fuerzas,

Antes que vaya y perezca.


EL METODO DE CRISTO


En esta película quiero que vean como con la ayuda de nuestro Señor podemos salir adelante. y como el amor de Cristo llega a la vida de las personas. También pueden ver como situaciones diferentes nos llevan a tener una vida llena de preocupaciones, dolor, y sufrimiento cuando no dejamos que Cristo actúe y mas cuando no esta en nuestros corazones. El Senor solo quiere lo mejor para ti... ¡Cristo te ama, recuerdalo siempre!




miércoles, 15 de febrero de 2017

Mensaje de hoy...




No hay sombra que pueda tapar la luz del Sol mucho tiempo.
No hay pena que pueda tapar la fe en Dios, ni nube que pueda lograr que su bendición no llegue a ti, llegara tarde o temprano. Si Dios te prometió algo asi sera, no hay nada en la tierra que pueda impedir que tu bendición se cumpla. 
Solo tu atrasas tu bendición...
No tenemos que derrumbar nuestros sueños, 
hay que derrumbar las barreras que nos impiden cumplirlos.
Recuerdalo!!!

Nadie quiere que su bendición no llegue, pero hay que ser 
paciente porque no es al tiempo de nosotros si no al tiempo de Dios.
Lo que él te prometio es tuyo ya y eso nadie te lo quitara... 
Asi que a derribar todas las murallas que te impiden llegar al Señor
no dejemos que nuestra bendición se atrase...


Salmo 38


Salmos 38


Jehová, no me reprendas en tu furor,

    Ni me castigues en tu ira.

Porque tus saetas cayeron sobre mí,

Y sobre mí ha descendido tu mano.
Nada hay sano en mi carne, a causa de tu ira;

Ni hay paz en mis huesos, a causa de mi pecado.

Porque mis iniquidades se han agravado sobre mi cabeza;

Como carga pesada se han agravado sobre mí.

Hieden y supuran mis llagas,

A causa de mi locura.

Estoy encorvado, estoy humillado en gran manera,

Ando enlutado todo el día.

Porque mis lomos están llenos de ardor,

Y nada hay sano en mi carne.

Estoy debilitado y molido en gran manera;

Gimo a causa de la conmoción de mi corazón.

Señor, delante de ti están todos mis deseos,

Y mi suspiro no te es oculto.

Mi corazón está acongojado, me ha dejado mi vigor,

Y aun la luz de mis ojos me falta ya.

Mis amigos y mis compañeros se mantienen lejos de mi plaga,

Y mis cercanos se han alejado.

Los que buscan mi vida arman lazos,

Y los que procuran mi mal hablan iniquidades,
Y meditan fraudes todo el día.

Mas yo, como si fuera sordo, no oigo;

Y soy como mudo que no abre la boca.
Soy, pues, como un hombre que no oye,

Y en cuya boca no hay reprensiones.

Porque en ti, oh Jehová, he esperado;

Tú responderás, Jehová Dios mío.

Dije: No se alegren de mí;

Cuando mi pie resbale, no se engrandezcan sobre mí.

Pero yo estoy a punto de caer,

Y mi dolor está delante de mí continuamente.

Por tanto, confesaré mi maldad,

Y me contristare por mi pecado.

Porque mis enemigos están vivos y fuertes,

Y se han aumentado los que me aborrecen sin causa.

Los que pagan mal por bien

Me son contrarios, por seguir yo lo bueno.

No me desampares, oh Jehová;

Dios mío, no te alejes de mí.

Apresúrate a ayudarme,

Oh Señor, mi salvación.