Ir al contenido principal

Tu tormenta trae una enseñanza...



Un bambú japones me llamo la atencion como creyente de Cristo y creo que cada uno de nosotros, debemos de saber que este tipo de bambú da una gran enseñanza ya que la semilla del bambú al sembrarlo, llega a pasar años y no brota nada a la superficie, cualquiera pensaría que jamas saldria  nada de esa semilla. Pero no es hasta 7 años que podemos ver que empieza a brota la planta. Pero no creas que durante toda ese proceso de 7 años no pasaba nada, No es así, mientras esa semilla está oculta ante los ojos del hombre echaba una complicada raiz que se formo fuerte y dura para sostenerse para cuando esta creciera. Este tipo de bambú crece 30 metros... ¡Increible! Ahora ponte a pensar... Muchas veces pensamos que el problema que estamos atravesando nos va a derrumbar, nos va a rancar de raiz. Pero hoy yo te digo que si estás parada o parado firme ante tu problema esa tormenta no te vencerá. Soplaran los vientos, llegarán tornados, pero no te arrancaran porque tu raiz sera mas fuerte que esa tormenta o esa tempestad que estas atravesando. Porque si estas con el Señor y parada firme ante la tormenta. Nada debes temer... Porque el que anda contigo es mas grande que cualquier tempestad. Por eso Dios dejó que tu semilla fuera poco a poco para que pudieras crear una raíz fuerte, firme y duradera durante tu proceso. Pero recordando que siempre los procesos del Señor aunque tardes son efectivos, son para bien y tienen propósitos. Es muy difícil que la tormenta doble o deriva tu bambú y mas si andas con Cristo. Porque antes mejor se dobla  antes los fuertes vientos que ser derivado. Tenemos que ser pacientes y esperar que salga a la luz lo que Dios está haciendo en nosotros. y la tormenta que antes te ponían en peligro ya no te afectará, porque has madurado, creído, confiado y tu estas listo para loque fuistes llamado a hacer... 

Salmos 92:13


Plantados en la casa de Jehová,

En los atrios de nuestro Dios florecerán.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Salmo 23

Salmos 23
El Señor es mi pastor, nada me faltará. En lugares de verdes pastos me hace descansar; junto a aguas de reposo me conduce. El restaura mi alma; me guía por senderos de justicia por amor de su nombre. Aunque pase por el valle de sombra de muerte,no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado me infunden aliento. Tú preparas mesa delante de mí en presencia de mis enemigos; has ungido mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa del Señor moraré por largos días.

Salmo 35

Salmos 35
Disputa, oh Jehová, con los que contra mí contienden; Pelea contra los que me combaten.
Echa mano al escudo y al pavés, Y levántate en mi ayuda.
Saca la lanza, cierra contra mis perseguidores; Di a mi alma: Yo soy tu salvación.
Sean avergonzados y confundidos los que buscan mi vida; Sean vueltos atrás y avergonzados los que mi mal intentan.
Sean como el tamo delante del viento, Y el ángel de Jehová los acose.
Sea su camino tenebroso y resbaladizo, Y el ángel de Jehová los persiga.
Porque sin causa escondieron para mí su red en un hoyo; Sin causa cavaron hoyo para mi alma.
Véngale el quebrantamiento

Imágenes no juzgar