Ir al contenido principal

La Fe en Dios y nuestra debilidad...


Hay gente que han dicho: La salvación es de Dios pero la Fe es mía. Pero estan erroneous... No te eligió Dios al ver tu fe, sino para darte fe. La Fe misma es un don de Dios... El tanto envió al salvador al mundo, como implantó la fe en tu corazón para creer en el. Es por esto que Pablo estalla en alabanza a Dios cuando descubre, que la salvación no tiene ni un hebra de mérito humano o capacidad humana, es de totalmente por gracia, de principio, al sin fin. No te sorprendas, pero muestra única contribución; fue el pecado. 

Efesios 1:3-5

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad.

Efesios 2:8-10

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.


Nuestra debilidad como personas nos infunde intranquilidad. Tendemos a preocuparnos por todo lo que nos pasa, nos enfocamos mas en que paso. Y llegamos a un punto donde la batallas son a un peor de lo que erran. Pero nos olvidamos por un momento en quien nos llamo...  A aquel a quien Dios llama, Él justifica, y a aquel a quien él justifica, glorifica. Debes estar persuadido que el que comenzó la obra la perfeccionará hasta el día de Jesucristo. Si tú has creído genuinamente en Cristo el ultimo capitulo de tu biografía se titula: la gloria... 

Romanos 8:29-30

Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Salmo 23

Salmos 23
El Señor es mi pastor, nada me faltará. En lugares de verdes pastos me hace descansar; junto a aguas de reposo me conduce. El restaura mi alma; me guía por senderos de justicia por amor de su nombre. Aunque pase por el valle de sombra de muerte,no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado me infunden aliento. Tú preparas mesa delante de mí en presencia de mis enemigos; has ungido mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa del Señor moraré por largos días.

Salmo 35

Salmos 35
Disputa, oh Jehová, con los que contra mí contienden; Pelea contra los que me combaten.
Echa mano al escudo y al pavés, Y levántate en mi ayuda.
Saca la lanza, cierra contra mis perseguidores; Di a mi alma: Yo soy tu salvación.
Sean avergonzados y confundidos los que buscan mi vida; Sean vueltos atrás y avergonzados los que mi mal intentan.
Sean como el tamo delante del viento, Y el ángel de Jehová los acose.
Sea su camino tenebroso y resbaladizo, Y el ángel de Jehová los persiga.
Porque sin causa escondieron para mí su red en un hoyo; Sin causa cavaron hoyo para mi alma.
Véngale el quebrantamiento

Imágenes no juzgar