Recuerda NO soltar tu espada jamás...


No importa que los vientos sean fuertes y la tormenta tarde en salir de tu vida. Nunca estarás sola, Dios siempre estará a tu lado sosteniéndote de la mano. Suerta esa carga pesada y descansa en los brazos del Señor porque nunca estarás solo... 
Dios te bendiga 
Cristo te ama 


Comentarios

Entradas populares