Ir al contenido principal

Tú, te vas o te quedas...


Hay muchas personas que están super seguras que se van con el Señor en su segunda venida y otros no están seguros si se irán con el Señor, pero ahora pregúntate te lo estás ganando estás haciendo todo lo posible. Yo también me e preguntado lo mismo, y créeme todavía hay cosas que tengo que arreglar... Y aunque no somos perfecto ninguno de nosotros los humanos. Tenemos que trabajar más y dejar muchas cosas para lograrlo y claro que a cada uno de nosotros nos gustaría irnos con el Señor. ¡A quien no le gustaría verdad!.. Pero tenemos que trabajar más para lograrlo, pero nosotros como humanos que somos cometemos muchos errores y cometemos muchos pecados y dirás no he cometido ningún error... pero aún el más simple error cuenta, claro que puedes pedir perdón al Señor, pero recuerda NO pecar más porque te quedaras. Y no abusemos de la misericordia del Señor... El Señor siempre estará a tu lado, el Señor siempre te amara y hoy el Señor te dice: Yo, yo soy el señor y fuera de mí no hay salvador.
Dios te bendiga 
Cristo te ama

En la biblia dice:

Hebreos 10:24-25 

Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.

Mateo 24:44 

Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis.

Mateo 24:42 

Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor.

Apocalipsis 1:8 

Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.



Comentarios

Entradas más populares de este blog

Salmo 23

Salmos 23
El Señor es mi pastor, nada me faltará. En lugares de verdes pastos me hace descansar; junto a aguas de reposo me conduce. El restaura mi alma; me guía por senderos de justicia por amor de su nombre. Aunque pase por el valle de sombra de muerte,no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado me infunden aliento. Tú preparas mesa delante de mí en presencia de mis enemigos; has ungido mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa del Señor moraré por largos días.

Salmo 35

Salmos 35
Disputa, oh Jehová, con los que contra mí contienden; Pelea contra los que me combaten.
Echa mano al escudo y al pavés, Y levántate en mi ayuda.
Saca la lanza, cierra contra mis perseguidores; Di a mi alma: Yo soy tu salvación.
Sean avergonzados y confundidos los que buscan mi vida; Sean vueltos atrás y avergonzados los que mi mal intentan.
Sean como el tamo delante del viento, Y el ángel de Jehová los acose.
Sea su camino tenebroso y resbaladizo, Y el ángel de Jehová los persiga.
Porque sin causa escondieron para mí su red en un hoyo; Sin causa cavaron hoyo para mi alma.
Véngale el quebrantamiento

Imágenes no juzgar