Ir al contenido principal

Cómo hacerle frente a los temores...


Tenemos que hacerle frente a los miedos que tenemos y que nos afectan. Usted debe reconocer el miedo y optar por confiar en Dios. Que cosas le están deteniendo de reconocer sus miedos y poner toda su confianza en Dios, ahora mismo... Piensa en eso, cuales serian. Tenemos que echarlos fuera y confiar en Dios que es el único que todo lo puedo. 

Dia 19

Salmo 56:1-13

Ten compasión de mí, oh Dios,
    pues hay gente que me persigue.
    Todo el día me atacan mis opresores,
todo el día me persiguen mis adversarios;
    son muchos los arrogantes que me atacan.
Cuando siento miedo, pongo en ti mi confianza.
    Confío en Dios y alabo su palabra;
confío en Dios y no siento miedo.
    ¿Qué puede hacerme un simple mortal?
Todo el día tuercen mis palabras;
    siempre están pensando hacerme mal.
Conspiran, se mantienen al acecho;
    ansiosos por quitarme la vida,
    vigilan todo lo que hago.
¡En tu enojo, Dios mío, humilla a esos pueblos!
    ¡De ningún modo los dejes escapar!
Toma en cuenta mis lamentos;
    registra mi llanto en tu libro.
    ¿Acaso no lo tienes anotado?
Cuando yo te pida ayuda,
    huirán mis enemigos.
    Una cosa sé: ¡Dios está de mi parte!
10 
Confío en Dios y alabo su palabra;
    confío en el Señor y alabo su palabra;
11 
confío en Dios y no siento miedo.
    ¿Qué puede hacerme un simple mortal?
12 
He hecho votos delante de ti, oh Dios,
    y te presentaré mis ofrendas de gratitud.
13 
Tú, oh Dios, me has librado de tropiezos,
    me has librado de la muerte,
para que siempre, en tu presencia,
    camine en la luz de la vida.

Dios los bendiga
Cristo los ama 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Salmo 23

Salmos 23
El Señor es mi pastor, nada me faltará. En lugares de verdes pastos me hace descansar; junto a aguas de reposo me conduce. El restaura mi alma; me guía por senderos de justicia por amor de su nombre. Aunque pase por el valle de sombra de muerte,no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado me infunden aliento. Tú preparas mesa delante de mí en presencia de mis enemigos; has ungido mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa del Señor moraré por largos días.

Salmo 35

Salmos 35
Disputa, oh Jehová, con los que contra mí contienden; Pelea contra los que me combaten.
Echa mano al escudo y al pavés, Y levántate en mi ayuda.
Saca la lanza, cierra contra mis perseguidores; Di a mi alma: Yo soy tu salvación.
Sean avergonzados y confundidos los que buscan mi vida; Sean vueltos atrás y avergonzados los que mi mal intentan.
Sean como el tamo delante del viento, Y el ángel de Jehová los acose.
Sea su camino tenebroso y resbaladizo, Y el ángel de Jehová los persiga.
Porque sin causa escondieron para mí su red en un hoyo; Sin causa cavaron hoyo para mi alma.
Véngale el quebrantamiento

Imágenes no juzgar