Qué tipo de palabras toxicas se dicen así mismo...


No sólo debemos hablar palabra vivificante  a otros, si no aplicarlas a nosotros mismos por medio de cualquier circunstancia en la que estás pasando. Las palabra tóxicas que hablamos  a nosotros mismos pueden ser algunas de las más peligrosas, tengamos mucho cuidado con nuestro corazón tenemos que  cubrirlo, las palabra tóxicas son muy peligrosas. Y más si tú como persona padece de depresión o baja autoestima,  la palabra tóxicas te van a destruir... No dejes que te destruya. No permitas eso en tu vida

Día 14

Marcos 11:12-14

Jesús maldice la higuera sin fruto

Al día siguiente, cuando salían de Betania, Jesús sintió hambre.  De lejos vio una higuera que tenía hojas, y se acercó a ver si también tendría fruto, pero no encontró más que las hojas, porque no era tiempo de higos.  Entonces le dijo a la higuera:
¡Nunca más vuelva nadie a comer de tu fruto!
Sus discípulos lo oyeron.

Jesús purifica el templo

Después que llegaron a Jerusalén, Jesús entró en el templo y comenzó a echar de allí a los que estaban vendiendo y comprando. Volcó las mesas de los que cambiaban dinero a la gente, y los puestos de los que vendían palomas; y no permitía que nadie pasara por el templo llevando cosas. Y se puso a enseñar, diciendo: En las Escrituras dice: “Mi casa será declarada casa de oración para todas las naciones”, pero ustedes han hecho de ella una cueva de ladrones. Al oír esto, los jefes de los sacerdotes y los maestros de la ley comenzaron a buscar la manera de matar a Jesús, porque le tenían miedo, pues toda la gente estaba admirada de su enseñanza. Pero al llegar la noche, Jesús y sus discípulos salieron de la ciudad.

Instrucción sobre la fe

A la mañana siguiente pasaron junto a la higuera, y vieron que se había secado de raíz. Entonces Pedro, acordándose de lo sucedido, le dijo a Jesús: Maestro, mira, la higuera que maldijiste se ha secado. Jesús contestó: Tengan fe en Dios. Pues les aseguro que si alguien le dice a este cerro: “¡Quítate de ahí y arrójate al mar!”, y no lo hace con dudas, sino creyendo que ha de suceder lo que dice, entonces sucederá. Por eso les digo que todo lo que ustedes pidan en oración, crean que ya lo han conseguido, y lo recibirán. Y cuando estén orando, perdonen lo que tengan contra otro, para que también su Padre que está en el cielo les perdone a ustedes sus pecados.
Dios los bendiga
Cristo los ama 

Comentarios

Entradas populares