Ir al contenido principal

En que circunstancia le pondrías fin a una relación toxica...


Otra forma de terminar con las relaciones tóxicas es acabar con ellas. En la biblia encontramos muchos ejemplos de personas que cortaron sus relaciones tóxicas, ejemplo: José y la esposa postiza en Génesis 39 veamos...


Dia 33


Génesis 39

 Y descendiendo José á Egipto, compró Potifar, oficial del Faraón, capitán de los de la guardia, varón Egipcio, de mano de los Ismaelitas que lo habían llevado allá. Mas Jehová fué con José, y fué varón prosperado: y estaba en la casa de su señor el Egipcio.  Y vio su señor que Jehová era con él, y que todo lo que él hacía, Jehová lo hacía prosperar en su mano.  Así halló José gracia en sus ojos, y le servía; y él le hizo mayordomo de su casa, y entregó en su poder todo lo que tenía.  Y aconteció que, desde cuando le dió el encargo de su casa, y de todo lo que tenía, Jehová bendijo la casa del Egipcio á causa de José; y la bendición de Jehová fué sobre todo lo que tenía, así en casa como en el campo.  Y dejó todo lo que tenía en mano de José; ni con él sabía de nada más que del pan que comía. Y era José de hermoso semblante y bella presencia.  Y aconteció después de esto, que la mujer de su señor puso sus ojos en José, y dijo: Duerme conmigo.  Y él no quiso, y dijo á la mujer de su señor: He aquí que mi señor no sabe conmigo lo que hay en casa, y ha puesto en mi mano todo lo que tiene:  No hay otro mayor que yo en esta casa, y ninguna cosa me ha reservado sino á ti, por cuanto tú eres su mujer; ¿cómo, pues, haría yo este grande mal y pecaría contra Dios?  Y fué que hablando ella á José cada día, y no escuchándola él para acostarse al lado de ella, para estar con ella.  Aconteció que entró él un día en casa para hacer su oficio, y no había nadie de los de casa allí en casa.  Y ella lo asió por su ropa, diciendo: Duerme conmigo. Entonces dejó a él su ropa en las manos, y huyó, y salió fuera. Y acaeció que cuando vio ella que le había dejado su ropa en sus manos, y había huido fuera,  Llamó á los de casa, y hablarles diciendo: Mirad, nos ha traído un Hebreo, para que hiciese burla de nosotros: vino él á mí para dormir conmigo, y yo di grandes voces;  Y viendo que yo alzaba la voz y gritaba, dejó junto á mí su ropa, y huyó, y salió fuera.  Y ella puso junto á sí la ropa de él, hasta que vino su señor á su casa.  Entonces le habló ella semejantes palabras, diciendo: El siervo Hebreo que nos trajiste, vino á mí para deshonrarse;  Y como yo alcé mi voz y grité, él dejó su ropa junto á mí, y huyó fuera.  Y sucedió que como oyó su señor las palabras que su mujer le hablaba, diciendo: Así me ha tratado tu siervo; encendióse su furor.  Y tomó su señor á José, y púsole en la casa de la cárcel, donde estaban los presos del rey, y estuvo allí en la casa de la cárcel.  Mas Jehová fué con José, y extendió á él su misericordia, y dióle gracia en ojos del principal de la casa de la cárcel.  Y el principal de la casa de la cárcel entregó en mano de José todos los presos que había en aquella prisión; todo lo que hacían allí, él lo hacía.  No veía el principal de la cárcel cosa alguna que en su mano estaba; porque Jehová era con él, y lo que él hacía, Jehová lo prosperaba.

Dios los bendiga 
Cristo te ama 


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Salmo 23

Salmos 23
El Señor es mi pastor, nada me faltará. En lugares de verdes pastos me hace descansar; junto a aguas de reposo me conduce. El restaura mi alma; me guía por senderos de justicia por amor de su nombre. Aunque pase por el valle de sombra de muerte,no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado me infunden aliento. Tú preparas mesa delante de mí en presencia de mis enemigos; has ungido mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa del Señor moraré por largos días.

Salmo 35

Salmos 35
Disputa, oh Jehová, con los que contra mí contienden; Pelea contra los que me combaten.
Echa mano al escudo y al pavés, Y levántate en mi ayuda.
Saca la lanza, cierra contra mis perseguidores; Di a mi alma: Yo soy tu salvación.
Sean avergonzados y confundidos los que buscan mi vida; Sean vueltos atrás y avergonzados los que mi mal intentan.
Sean como el tamo delante del viento, Y el ángel de Jehová los acose.
Sea su camino tenebroso y resbaladizo, Y el ángel de Jehová los persiga.
Porque sin causa escondieron para mí su red en un hoyo; Sin causa cavaron hoyo para mi alma.
Véngale el quebrantamiento

Imágenes no juzgar