Para mantenernos en Dios, es necesario caminar en el temor del Señor...


Nosotros como seres humanos se nos hace tan fácil ir por el mal camino o distraernos cuando tenemos influencias negativas a nuestro alrededor o actitudes negativas. Como en 2 samuel 20:1-2, este versículo nos explica como el  llamado del mal  nos trata de convencer a alejarnos de Dios.

Aconteció que se hallaba allí un hombre perverso que se llamaba Seba hijo de Bicri, hombre de Benjamín, el cual tocó la trompeta, y dijo: No tenemos nosotros parte en David, ni heredad con el hijo de Isaí. !!Cada uno a su tienda, Israel! Así todos los hombres de Israel abandonaron a David, siguiendo a Seba hijo de Bicri; más los de Judá siguieron a su rey desde el Jordán hasta Jerusalén.
Pero al andar en el espíritu, vencemos al enemigo y al alborotador de nuestra carne. Cuando aprendemos andar en los caminos del Señor, aprendemos lo que es bueno, lo que no agrada a Dios, y empezamos a oír el llamado del Señor por encima de cualquier otra voz. Solo el puede llenar nuestra alma y saber lo que cada uno necesita. Pero recordemos esto,

 Mejor es un día de sus atrios, que mil fuera de él... 

Pero pidele al Senor que te guíe, te enseñen la verdad, y te lleve por el camino que debes andar. Y nunca estarás sin dirección y liberación. Incluso cuando sientas que has perdido el camino y que es demasiado largo, lleno de rocas y vueltas no te rindas. Dios provee cada paso y siempre revela la manera correcta para cada una de tus pruebas. Y cuando buscamos su sabiduría, él nos bendice en su camino. El Señor nos dirige a cada uno de nosotros para que nuestro corazón no se pierda. Pídele a Dios que toque sus corazones, lo restaure, lo haga firme, y elige tener un corazón que lo busque a él y lo adore. Un corazón fortalecido por su palabra. El adorador es cuidadoso en guardar su camino. Porque los verdaderos adoradores adoran en espíritu y en verdad. 

Proverbio 14:6-7
El escarnecedor busca sabiduría, y no la halla, pero para el hombre entendido el conocimiento es fácil. 

Apártate de la presencia del necio, porque en él no discernirá palabras de conocimiento.

Proverbio 14:12
Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte.

Proverbio 14:30
El corazón apacible es vida de la carne; Mas la envidia es carcoma de los huesos.

Gálata 5:16-17
Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.

Comentarios

Entradas populares