Ir al contenido principal

El bastón de navidad...



El Testimonio del Dulcero

Hace muchos años este dulcero tuvo una gran idea. Quería enseñarle al mundo que Cristo nació, vivió y murió para salvarnos a todos nosotros.
Así que a través del color y la forma del dulce podía relatarnos, la historia de Jesús desde la Navidad hacia la Pascua de Resurrección. Creó un dulce en forma de bastón.
  • La forma: El dulce tiene la forma de un cayado (bastón), que nos recuerda que Jesús es el Buen Pastor, si inviertes el bastón, se convierte en una "J" que es la primera letra del nombre de Jesús.
  • Los colores: Las líneas blancas del bastón significan que Jesús fue sin pecado y puro. Las tres líneas rojas finas representan el castigo que Jesús soportó antes de morir. La línea roja ancha representa la sangre de Jesús derramada en la cruz.
  • Su saborLa frescura del a menta con que está confeccionado, representa la brisa fresca del invierno en que Jesús nace para todos, además nos trae a la memoria esa sensación de bienestar y frescura que siente nuestra alma al estar en la gracia de Dios.
Podemos aprender mucho del dulcero. Quien demostró por medio de su arte que podemos compartir la historia admirable de Jesús, nuestro Salvador. Al mirar este bastón de dulce recuerda compartir la historia, de aquel que dio su vida por ti.

Esta historia ni tan siguiera yo me la sabía hasta el dia de hoy y quiero que todos ustedes la lean y la compartan. Es una hermosa historia real, Cristo vive y su amor es real... Gracia a mis Pastores Raúl Torres y Migdalia fue que por ellos yo escuche de esta Historia y me facino y tuve que leer nuevamente esta hermosa lectura. Es impresionante, Cristo te ama recuerdalo!


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Salmo 23

Salmos 23
El Señor es mi pastor, nada me faltará. En lugares de verdes pastos me hace descansar; junto a aguas de reposo me conduce. El restaura mi alma; me guía por senderos de justicia por amor de su nombre. Aunque pase por el valle de sombra de muerte,no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado me infunden aliento. Tú preparas mesa delante de mí en presencia de mis enemigos; has ungido mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa del Señor moraré por largos días.

Salmo 35

Salmos 35
Disputa, oh Jehová, con los que contra mí contienden; Pelea contra los que me combaten.
Echa mano al escudo y al pavés, Y levántate en mi ayuda.
Saca la lanza, cierra contra mis perseguidores; Di a mi alma: Yo soy tu salvación.
Sean avergonzados y confundidos los que buscan mi vida; Sean vueltos atrás y avergonzados los que mi mal intentan.
Sean como el tamo delante del viento, Y el ángel de Jehová los acose.
Sea su camino tenebroso y resbaladizo, Y el ángel de Jehová los persiga.
Porque sin causa escondieron para mí su red en un hoyo; Sin causa cavaron hoyo para mi alma.
Véngale el quebrantamiento

Imágenes no juzgar