Ir al contenido principal

Comunión entre los hermanos...


Nosotros como seres humanos, y como cristianos debemos de estar unidos en todo momento... No dejemos que el enemigo ría cada vez que ve a un hermano enojado, dentro de las iglesias y fuera. Si la gente dejara de traer y llevar chismes y se fijará mejor en su casa espiritual. Mejor pon todo tu atención en lo que haces y como, acuerdate que el Señor se fija en todo... Porque sonaran las trompetas, y será muy triste para ti, que te quedaras.  La falta de amor en este mundo es algo ya que se ve muy a menudo. Que no solo en la iglesia y personas allegadas a ti tienen esta conducta hacia los demás. Ama a tu prójimo, no importa la religion, color, país, solo demuestrale deverdad que llevas el amor de Cristo en tu corazón. Apoyémonos unos a otros y no actuemos a lo contrario que dice la palabra del Señor... 

Mateo 22:36-40

Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley? Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.

1 Juan 2:9-11

El que dice que está en la luz, y aborrece a su hermano, está todavía en tinieblas. El que ama a su hermano, permanece en la luz, y en él no hay tropiezo. Pero el que aborrece a su hermano está en tinieblas, y anda en tinieblas, y no sabe a dónde va, porque las tinieblas le han cegado los ojos.

Juan 15:12-13

Y éste es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado.  Nadie tiene amor más grande que el dar la vida por sus amigos.

1 Pedro 4:8

Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados.

Lucas 6:27-28

Pero a ustedes los que oyen, les digo: amen a sus enemigos; hagan bien a los que los aborrecen; bendigan a los que los maldicen; oren por los que los insultan.

DIOS LOS BENDIGA 
CRISTO LOS AMA 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Salmo 23

Salmos 23
El Señor es mi pastor, nada me faltará. En lugares de verdes pastos me hace descansar; junto a aguas de reposo me conduce. El restaura mi alma; me guía por senderos de justicia por amor de su nombre. Aunque pase por el valle de sombra de muerte,no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado me infunden aliento. Tú preparas mesa delante de mí en presencia de mis enemigos; has ungido mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa del Señor moraré por largos días.

Salmo 35

Salmos 35
Disputa, oh Jehová, con los que contra mí contienden; Pelea contra los que me combaten.
Echa mano al escudo y al pavés, Y levántate en mi ayuda.
Saca la lanza, cierra contra mis perseguidores; Di a mi alma: Yo soy tu salvación.
Sean avergonzados y confundidos los que buscan mi vida; Sean vueltos atrás y avergonzados los que mi mal intentan.
Sean como el tamo delante del viento, Y el ángel de Jehová los acose.
Sea su camino tenebroso y resbaladizo, Y el ángel de Jehová los persiga.
Porque sin causa escondieron para mí su red en un hoyo; Sin causa cavaron hoyo para mi alma.
Véngale el quebrantamiento

Imágenes no juzgar