Ir al contenido principal

Muchos TE AMAN cuando estas arriba, pero cuando estas ABAJO ni te miran...

Cuando estas en una posición buena y vives una vida espectacular llena de bendiciones. Hay es cuando muchos se pegan y llegan a siempre decirte que estarán a tu lado, y que incluso a decirte que en las buenas y malas siempre estarán. Muchos gracias al Señor se encuentran viviendo en bendición, pero no solamente cuando estamos bien económicamente es cuando estamos bien, sino cuando estamos llenos de la bendición del Señor en nuestras vidas. Pero cuando la gente esta en alguna posición de violencia domestica, maltrato, sufrimiento, drogas, alcoholismo,  o incluso mal económicamente, a perdido su hogar, etc... muchos los ven abajo, pero nadie quiere pegarse. Y incluso cuando todo aquel que te dijo que estaría no esta. Sabes el Señor es quien te levanta, no suertes la espada, porque el Señor siempre te levantara. Aunque el viento sople fuerte, y sientas que no puedes mas... recuerda que el Señor es quien te quia. Se que tus cargas pueden ser pesadas pero no sueltes la espada. Con Dios todo es posible... El Señor nunca llega tarde, no importa quien te haya abandonado. Sigue escalando esa montaña. NO TE RINDAS Grita bien duro... YO VENCERÉ pero tienes que creerlo y tener FE todo es posible. Aunque ya no estés arriba con fe vencerás esa batallas. Solo hay que creer y estar bien agarrado del Señor.
Dios te bendiga
Cristo te ama 


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Salmo 23

Salmos 23
El Señor es mi pastor, nada me faltará. En lugares de verdes pastos me hace descansar; junto a aguas de reposo me conduce. El restaura mi alma; me guía por senderos de justicia por amor de su nombre. Aunque pase por el valle de sombra de muerte,no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado me infunden aliento. Tú preparas mesa delante de mí en presencia de mis enemigos; has ungido mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa del Señor moraré por largos días.

Salmo 35

Salmos 35
Disputa, oh Jehová, con los que contra mí contienden; Pelea contra los que me combaten.
Echa mano al escudo y al pavés, Y levántate en mi ayuda.
Saca la lanza, cierra contra mis perseguidores; Di a mi alma: Yo soy tu salvación.
Sean avergonzados y confundidos los que buscan mi vida; Sean vueltos atrás y avergonzados los que mi mal intentan.
Sean como el tamo delante del viento, Y el ángel de Jehová los acose.
Sea su camino tenebroso y resbaladizo, Y el ángel de Jehová los persiga.
Porque sin causa escondieron para mí su red en un hoyo; Sin causa cavaron hoyo para mi alma.
Véngale el quebrantamiento

Imágenes no juzgar