Fe y un corazón dispuesto.

En medio de tu enfermedad y dolor. Atrévete a tocar el borde del maestro, solo tienes que tener un corazón dispuesto y una gran fe, creyendo aunque NO veas nada en ese momento. Te pueden haber dicho que ya no tienes solución que los médicos ya no pueden hacer nada por ti. Pero si tienes FE, esa fe te puede llevar más aya de lo que tú puedes imaginar. Atrévete a creerle, solo Dios tiene la ultima palabra.
Lucas 8 46-48


Dios te bendiga
Cristo te ama 

Comentarios

Entradas populares