La Mente te traiciona.

Cuando estamos bajo muchos problemas y estrés. Hay es que la mente empieza a traer cosas negativas. Nos deprimimos y llegamos en algún momento en hacernos daños a nosotros mismos. Incluso llegamos a echar a las personas que amamos de nuestro lado y nos cruzamos de brazos para no hacer nada para solucionar nuestras situaciones. Logramos encerrarnos en nuestro propio mundo sin ver mas allá, causándonos detener nuestro propio llamado. 

La mente nos traiciona no solo cuando estamos en nuestras pruebas sino también cuando estamos en medio de nuestra conversación con Dios. Llega a nuestra mente en ese momento que estas cansado, hasta a veces pensamos en cosas que tenemos que hacer. Nos desenfocamos fácilmente de lo que estamos haciendo en algún momento. 

Jesús también fue tentado en algún momento por el diablo. Pero eso no hizo que Jesús se desviara del camino. Ahora digo yo; porque se nos hace tan fácil desviarnos y deprimirnos. Hasta incluso perder nuestra fe en Dios y no confiar en él, y nos hacemos daño. Sabes la mente es poderosa ¡si!, pero más poder tiene quien te creó... ¡Tu le crees!, pues confía y veras el poder y el amor de Dios en tu vida.

Mateo 4: 2-11
Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, entonces[a] tuvo hambre. Y acercándose el tentador, le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan[b]. Pero El respondiendo, dijo: Escrito está: “No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.” Entonces el diablo le llevó* a la ciudad santa, y le puso sobre el pináculo del templo, y le dijo*: Si eres Hijo de Dios, lánzate abajo, pues escrito está:
“A sus ángeles te encomendara”,
y:
En las manos te llevaran,
no sea que tu pie tropiece en piedra.”
Jesús le dijo: También está escrito: “No tentaras[c] al Señor tu Dios.”Otra vez el diablo le llevó* a un monte muy alto, y le mostró* todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, y le dijo: Todo esto te daré, si postrándote me adoras. 10 Entonces Jesús le dijo*: ¡Vete, Satanás! Porque escrito está: “Al Señor tu Dios adoraras, y solo a El servirás[d].”11 El diablo entonces le dejó*; y he aquí, ángeles vinieron y le servían.
DIOS LOS BENDIGA 
CRISTO TE AMA

Comentarios

Entradas populares