Ir al contenido principal

Que para ti, guía tu vida?

En estos momentos puede ser que lo que te guié sea un problema, un mal recuerdo, un temor. A otros los guía la culpa, se pasan la vida huyendo del error que han cometido. Pero el propósito de Dios no esta sujeto a tu pasado. 

La biblia dice:
Feliz el hombre a quien sus culpas y pecados le han sido perdonados por completo.

La gente cuando carga alguna culpa siguen en sus mentes repitiéndolo una y otra vez. Sin tratar de borrar o aliviar el dolor y la culpa que sienten. Pero el resentimiento llega a dañarlos, sin pensar que les causa mas daño a ti que a las demás personas. Mientras las personas que te ofendieron o te hicieron daño ya lo han olvidado todo... y continúan su vida como si nada hubiera pasado. Pero tu continuas herido, molesto, perturbado por el pasado. ¡Lo pasado, pasado está! Nada lo podrá cambiar. Con todo esto lo que lograras es hacerte mas daño, ya es hora de dejar atrás todo lo que te afecta.

Quiero decirte que el temor es un tipo de cáncer, y tu pones tu propio impedimento ,  y quiero que recuerdes que así Dios no puede hacer en ti lo que el desea. En la biblia dice: La persona que ama no tiene miedo. Al contrario, el verdadero amor quita el miedo. Si alguien tiene miedo de que Dios lo castigue, es porque no ha aprendido a amar.

Nada es mas importante que conocer los propósitos de Dios para tu vida y nada puede compensarte el no conocerlos... 
Dios te bendiga 
Cristo te ama 




inspirado en el libro una vida con proposito

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Salmo 23

Salmos 23
El Señor es mi pastor, nada me faltará. En lugares de verdes pastos me hace descansar; junto a aguas de reposo me conduce. El restaura mi alma; me guía por senderos de justicia por amor de su nombre. Aunque pase por el valle de sombra de muerte,no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado me infunden aliento. Tú preparas mesa delante de mí en presencia de mis enemigos; has ungido mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa del Señor moraré por largos días.

Salmo 35

Salmos 35
Disputa, oh Jehová, con los que contra mí contienden; Pelea contra los que me combaten.
Echa mano al escudo y al pavés, Y levántate en mi ayuda.
Saca la lanza, cierra contra mis perseguidores; Di a mi alma: Yo soy tu salvación.
Sean avergonzados y confundidos los que buscan mi vida; Sean vueltos atrás y avergonzados los que mi mal intentan.
Sean como el tamo delante del viento, Y el ángel de Jehová los acose.
Sea su camino tenebroso y resbaladizo, Y el ángel de Jehová los persiga.
Porque sin causa escondieron para mí su red en un hoyo; Sin causa cavaron hoyo para mi alma.
Véngale el quebrantamiento

Imágenes no juzgar